A Facebook le vuelve a parecer bien los videos de decapitaciones

A Facebook le vuelve a parecer bien los videos de decapitaciones

La red social de Mark Zuckerberg ha levantado la prohibición de publicar vídeos con contenidos de gran violencia (real o figurada). En mayo de este año decidió censurar y eliminar los contenidos de esta naturaleza, pero Facebook ha decidido dar marcha atrás y dejar en manos de la libertad de sus usuarios las consideraciones que les parezcan oportunas ante imágenes de este calibre. Así, uno puede volver a ver decapitaciones, palizas y asesinatos con ensañamiento.

Fuentes de Facebook apuntan que sus usuarios son libres de ver y condenar las acciones violentas, aunque están considerando la posibilidad de incluir advertencias. No estaría de más que así fuera, habida cuenta de que la red permite inscribirse a partir de los 13 años de edad.

La posición actual de Facebook ante contenidos sensibles ahora es esta: permitirán vídeos e imágenes de elevada violencia, incluidas mutilaciones y asesinatos, siempre que la motivación sea para condenar estas actitudes, pero nunca para “glorificar” estos actos. Seguirá sin permitir imágenes de mujeres con los pechos descubiertos. Al parecer, unas tetas pueden ser más dañinas que una buena decapitación a ojos de los bienintencionados internautas. 

LOS USUARIOS SON LIBRES, PERO FACEBOOK DECIDE

Los responsables de la red social recalcan que Facebook siempre ha sido “un lugar en el que la gente comparte experiencias, sobre todo cuando están relacionadas con temas controvertidos, tales como abusos de derechos humanos, atentados terroristas y otros actos violentos”. La gente comparte estas imágenes “para condenarlas”, añaden.

Las reacciones no se han hecho esperar. Desde organizaciones que argumentan el daño psicológico que estos contenidos pueden ocasionar a las que se muestran en contra de la censura y les preocupa que Facebook se siga reservando el derecho a eliminar imágenes a discreción, vulnerando derechos fundamentales de expresión, que deberían ser regulados por autoridades judiciales y no por los propietarios de un canal de comunicación. Yo estoy con la segunda postura. La controversia está servida. 

Fuente: BBC News Technology por Leo Kelion

ACTUALIZACIÓN: Un día después de toda esta polémica levantada a raíz de la publicación de una decapitación en un perfil público, Facebook, manteniendo su política de permisividad ante estos contenidos “siempre que sea para condenar actitudes violentas y no glorificarlas”, decide eliminar dichas imágenes pero mantiene intactos sus términos: violencia sí, tetas no, y si me parece bien, ni una cosa ni la otra. Así, a discreción.