Algunas herramientas para atraer consumidores en redes sociales

Algunas herramientas para atraer consumidores en redes sociales

Los propietarios de pequeños negocios y hasta de medianas empresas ven en las redes sociales un sitio en el que tienen que estar, porque todo el mundo está ahí, por supuesto sus competidores, pero no tienen tan claro que eso sirva para atraer nuevos clientes. Así que en la mayoría de los casos hacen sus pinitos en acciones aisladas, con actualizaciones de estado, posts, tuits… de cuando en cuando, y ya está, pero no esperan mayor retorno de esta actividad que la de evitar que digan que si no estás, no existes.

Lo primordial a tener en cuenta es una estrategia clara en redes sociales, perfectamente alineada con los objetivos de la empresa.

Lo primordial a tener en cuenta es una estrategia clara en redes sociales, perfectamente alineada con los objetivos de la empresa. Esto nos lleva a analizar qué es lo que buscamos en las redes sociales (vender directamente, atención al cliente, branding, conversación y distribución de contenidos…) y cómo puede influir nuestra actividad en el desarrollo de nuestro negocio. Localizar a nuestro público objetivo, segmentarlo, generar conversación y ser capaz de medir su impacto en nuestra cuenta de resultados. Con las métricas adecuadas, podemos saber que tasa de nuestros seguidores en redes sociales nos generar tráfico y de éstos, cuántos convierten a ventas. Es así como podemos ir desarrollando nuestra estrategia en torno a las redes que mejor nos funcionan, donde se encuentre nuestro target de clientes y a partir de nuestras acciones más rentables.

Con los objetivos claros y una estrategia adecuada, ¿qué herramientas nos ofrecen las principales redes sociales para amplificar nuestro mensaje, incrementar nuestra red de seguidores y obtener un retorno adecuado de ellos?. Vamos a ver qué podemos hacer en Facebook y Twitter.

Anuncios en Facebook 

Imaginemos que somos una tienda física especializada en cervezas artesanales y premium ubicada en Valladolid. No vendemos online, así que nuestro objetivo es construir una comunidad de amantes de la cerveza que vivan cerca de nuestra tienda, aportarles valor añadido en la relación que establecemos en Facebook (información, historia, elaboración, conocimientos, curiosidades… sobre la cerveza, ofertas especiales, productos, eventos como catas, presentaciones) para que en último término nos visiten, compren, repitan, incrementen su ticket medio conforme los vamos fidelizando y que nos recomienden (vía Facebook o por el boca a boca). Si vendiéramos online, y siempre que el objetivo planteado fuera potenciar tráfico a nuestro sitio e-commerce, podríamos plantearnos la posibilidad de enlazar nuestra publicidad con ese site o algún aplicativo de venta en Facebook, pero como lo que queremos es generar comunidad y atraerla a nuestra tienda física, lo más apropiado es crear una página de empresa en la red social donde compartir toda la información que queremos trasladar a nuestros potenciales clientes e incentivar la conversación. Así es como vamos alineando nuestros objetivos con las estrategias en redes sociales planteadas.

Así que, primero, abrimos nuestra página de la tienda de cervezas en Facebook, empezamos a crear contenido, compartimos con nuestros contactos, le damos a ‘me gusta’ en otras páginas de temática similar que no sean competencia de mercado (no a otra tienda de cervezas especiales de Valladolid, pero sí a fabricantes, aficionados, blogueros, marcas… que tengan página, claro, en esta red) e iniciamos así la construcción de una comunidad. Ya podemos ir a la web de advertising de Facebook y clicamos en ‘Crea un anuncio’.

facebook_crea_un_anuncio

Lo primero que nos preguntará es que qué queremos anunciar. Ahí es donde podemos elegir entre nuestra página de Facebook u otra URL (dirección en Internet de nuestro e-commerce, página web, producto, etc.).  Elegimos la página de Facebook ya creada, de acuerdo con nuestra estrategia, y empezamos a configurar nuestro anuncio.

Nos preguntará qué queremos hacer, dándonos tres opciones: Conseguir más ‘me gusta’, Promocionar publicaciones de la página y opciones avanzadas. En realidad son dos opciones, las dos primeras, ya que la tercera es básicamente como la primera pero con más posibilidades de segmentación y métodos de cobro (que igualmente pueden desplegarse si configuras tu anuncio desde la primera opción, la de Conseguir más ‘me gusta’). Dejamos la de Promocionar publicaciones de la página para anunciar eventos y promociones puntuales y vamos a volcarnos en crecer en seguidores de nuestra página.

A partir de aquí, el siguiente paso es editar el anuncio: imagen, encabezado y texto. Recuerda ser muy claro en lo que ofreces: no es lo mismo un anuncio en el que quieres crear comunidad (Sigue a tu tienda de la cerveza de Valladolid y comparte con nosotros las mejores historias de nuestra bebida favorita) que intentar vender algo concreto (Cada jueves, 2×1 en cervezas artesanas en tu tienda de cerveza de Valladolid, o Ven los martes a las catas de cervezas alemanas en tu tienda de cerveza de Valladolid). El objetivo es nuestra hoja de ruta. Puedes elegir varias imágenes que Facebook irá intercalando entre los distintos impactos, privilegiando a las que mejor vayan funcionando entre tu audiencia.

Después, toca segmentar, un paso muy importante para mejorar la eficacia del anuncio. Cuanto más afín a nuestro producto es nuestra audiencia, más posibilidades tendremos de que nos sigan, y más importante, que visiten nuestra tienda y compren. Así sí que son rentables nuestras campañas. Segmentaremos en el apartado que Facebook ha llamado ‘Crea tu público’. Siguiendo nuestro ejemplo, nos interesa impactar en usuarios que vivan en Valladolid y alrededores, que sean mayores de 18 años y cuyos intereses sean ‘cerveza/vino/licores’. Podría afinar aún más seleccionando sólo hombres o mujeres, si están solteros, comprometidos o casados, si hablan algún idioma, nivel educativo y hasta la empresa en la que trabajan, pero me quedaré ahí. Hemos pasado de los más de 19 millones de usuarios españoles a 30.000 personas que cumplen mis requisitos, que me interesa que formen parte de mi comunidad y que pueden ser los más rentables.

Ya sólo nos queda configurar la campaña: podemos limitar el presupuesto diario, lanzarla indefinidimante o acotar fechas y seleccionar tipo de pago. Esto lo vamos a hacer en el apartado de optimización, con tres opciones: optimizar para conseguir más ‘me gusta’, optimizar para conseguir clics y optimizar para conseguir impresiones. En el primer caso, se paga en CPM -coste por mil impresiones- que Facebook calcula automáticamente afinando entre tu presupuesto máximo y tratando de impactar en aquellos objetivos con los que existe mayor afinidad. En la opción por clics y en la de impresiones sí podemos determinar la cantidad a pujar (igual que en Google), siendo CPC (se paga por cada clic) en el primer caso y CPM (el precio asignado por cada mil usuarios que han visto el anuncio). Como lo que nos interesa en el caso de ejemplo es conseguir mas ‘me gusta’, nos decantamos por la primera opción de optimizar, aunque recomendaría probar también en periodos alternos la optimización por impresiones y calcular el coste por ‘me gusta’ obtenido de ambas opciones para ver cuál es más conveniente. Y ya está todo listo, basta con clicar en Revisar pedido y confirmarlo.

Toda la información, aquí.

Anuncios en Twitter

La red del pajarito dispone de tres productos de publicidad: tuits promocionados, cuentas promocionadas y trending topics promocionados. Las dos primeras están disponibles para pequeños negocios, que es lo que aquí nos ocupa, y los trending topics sólo se están ofreciendo en pruebas a grandes cuentas/empresas seleccionadas.

En este caso, tenemos que empezar desde el sitio para empresas de Twitter y aportar unos datos preliminares sobre nuestra cuenta, la empresa y el mercado en el que nos movemos. Aquí, a diferencia de en Facebook, recibiremos un mensaje de Twitter avisándonos de que revisarán los datos suministrados y se pondrán en contacto con nosotros para configurar la campaña deseada. La compañía ya ha estrenado en EE.UU. una herramienta en su web para gestionar todo esto de forma personal, pero de momento no está disponible en España, aunque anuncia que en el futuro se extenderá a todos sus principales mercados.

twitterads

De vuelta al caso de ejemplo que nos ocupa, nuestra tienda física de cerveza de Valladolid, y atendiendo a nuestro objetivo de construir comunidad, buscaremos más followers para nuestra cuenta. En este caso, nos compensa más promocionar nuestra cuenta. Esto hará que en la sección de ‘A quién seguir’ de la pantalla principal de usuarios que compartan nuestros intereses le aparecerá nuestra cuenta. Se paga por follower obtenido, bajo la modalidad de puja.

Pero si lo que queremos es anunciar un producto determinado, un evento, o conseguir tráfico inmediato para nuestra web, quizá nos interese más promocionar un tuit. Éste aparecerá en el timeline de nuestra audiencia segmentada por afinidad. Aquí, estableceremos una puja a pagar cada vez que alguien interactúe con nuestro tuit (retuit, respuesta, favorito, follow, clic). La recomendación, como siempre, es testar entre ambas modalidades y analizar el retorno obtenida por los usuarios que interactúan con nuestros tuits promocionados en contraposición con la que podemos obtener de nuestros followers que ya están leyendo nuestros tuits sin necesidad de promocionarlos.

Toda la información, aquí.

Más allá de Facebook y Twitter

La mayoría de pequeñas y medianas empresas encuentran en las soluciones de Facebook y Twitter todo lo que necesitan para crear una comunidad en torno a su marca, pero algunas pueden darse cuenta de que hay otras redes sociales que encajan mejor con sus estrategias y objetivos de negocio. Pinterest, por ejemplo, se ha revelado como muy rentable (los seguidores de las marcas en esta red social compran más que los de Facebook o otras redes) para marcas de moda y editores de publicaciones femeninas y de estilo de vida, consiguiendo una importante porción de su tráfico mensual referido desde sus cuentas en esta red. Linkedin puede que no permita construir una comunidad con un volumen de usuarios enormes, pero el nivel de afinidad entre seguidores que ofrecen servicios profesionales es altísimo. Tuenti, en España, también merece la pena ser explorado, en función de si encontramos allí a nuestro público objetivo por segmento de edad o geográfico. Lo importante es tener clara nuestra estrategia, ir desarrollándola en los Social Media que mejor se adapten y medir la rentabilidad de nuestras acciones para ver qué es la que encaja en nuestro planteamiento.