Twitter Yihad: los islamistas de Siria e Irak y su potente estrategia en social media

Twitter Yihad: los islamistas de Siria e Irak y su potente estrategia en social media

Resulta paradójico escuchar estos días adjetivos como salvajes, medievales, atrasados, fanáticos, fundamentalistas, despiadados y toda una serie más de apelativos dedicados a los yihadistas del ISIS, una milicia anteriormente franquicia de Al Qaeda que hoy lucha para extender su forma suní (corriente del islam) de ver a vida, la religión y la política a lo largo de Irak, Siria y todo el Levante de Oriente Medio. Digo paradójico porque frente a ese comportamiento sanguinario ancestral han desarrollado una sofisticada estrategia de marketing digital que incluye potentes tácticas con herramientas de social media como Facebook o Twitter para extender su mensaje de terror y captar adeptos, vamos, lo que es hacer comunidad al más puto estilo del community management aportando contenidos relevantes para sus fans.

No seré yo quien haga lecturas de geopolítica, que para eso ya hay miles de recursos en Internet con una visión más o menos sesgada hacia un bando o el otro, ni quien diga lo malos o buenos que son los del ISIS, los de Al Qaeda, el Gobierno de Irak o el de Estados Unidos. Lo que quiero subrayar con este post es la forma que han tenido de asimilar los procesos estratégicos en social media y marketing digital los yihadistas que están poniendo en jaque el actual status quo del Oriente Medio. Como si de una campaña para atraer la atención de adeptos y poner nerviosa a la competencia, los yihadistas han llevado a cabo acciones muy impactantes en Facebook, Twitter y YouTube.

Guerras, de la televisión a Internet

Si la guerra de Vietnam fue la primera guerra televisada de la historia, la guerra en Siria e Irak puede considerarse la primera guerra tuiteda, la Twitter Yihad. Lo vimos hace unos días cuando las fuerzas del ISIS difundieron imágenes de ejecuciones de cientos de rivales chiíes en Mosul. Los retuits brotaron como la espuma y el impacto fue brutal. Objetivo conseguido: infundir miedo.

Adaptándose a un determinado público, el social media es válido para cualquier mercado, hasta para el mercado del terror.

Lo increíble es que saben como ser más virales. En un tuit que enlazaba a un video de YouTube en el que mostraban torturas a un policía gubernamental iraquí usaron el hashtag #WorldCup… y boom!!! el evento global que es el mundial sirvió de catalizador para promocionar su mensaje.

Peter Neumann, director del Centro Internacional sobre Radicalización y Violencia Política del King’s College de Londres, señala que este conflicto es el más documentado de la historia: “Se produce tanta información y se hace posible seguir las batallas desde el terreno porque muchos de los yihadistas extranjeros, tanto de países occidentales como de Oriente Medio, están tuiteando mientras luchan”.

La situación es que ahora hay cientos de perfiles en redes sociales de yihadistas que vienen de Europa, de Australia y de América con vídeos, imágenes y mensajes que animan a otros a enrolarse en la lucha. Para la yihad, la estrategia está funcionando. Ya veis que adaptándose a un determinado público, el social media es válido para cualquier mercado, hasta para el mercado del terror.